Galería de Piratas - Piratas, los ladrones del mar

Galería de Piratas

Home / Galería de Piratas

Galería de piratas famosos

Los hermanos Barbarroja
Arug y Khair ben Eddin

 

Barbarroja I. (1474-1518)

Originario de la isla Mitilene, de padres griegos, había abrazado el islam y los turcos, conquistadores de su patria, le llamaron Arug.

Desde la adolescencia se embarcó como corsario, a los veinte años obtuvo el primer mando para merodear por el Egeo, donde no tardó en adquirir fama de intrépido y astuto. Con el emir de Túnez llegó a un acuerdo, le entregaría el 20%  del producto de sus rapiñas a cambio de tener libre entrada en el puerto y facilidades comerciales. Armó una pequeña flota y teniendo por segundo a su hermano Khair ben Eddin, empezó una campaña en extremo provechosa. La captura de dos galeras papales llegó a alcanzar tal resonancia que se le ofrecieron para piratear a sus órdenes, muchos de los moros procedentes de Granada. Así comenzaron a ser devastadas las poblaciones ribereñas y fue sometida la navegación mediterránea a las más duras pruebas que hasta entonces había conocido. En el 1516 se hace proclamar soberano de Argel. En un encuentro con los españoles en Tlemcén fue abatido.

Los hermanos Barbarroja
Arug y Khair ben Eddin

 

Barbarroja II. (1465-1546)

Khair ben Eddin había heredado de su hermano los barcos, algunos millares de partidarios, el sobrenombre de Barbarroja y la pretensión de subyugar el territorio argelino. Khair decidió ofrecerse como vasallo al Gran Turco; los turcos eran una gran potencia, señores indiscutibles del Mediterráneo oriental. El sultán le concedió el título de bajá, confirmándole el gobierno de Argel para cuando esta plaza pudiera serles arrebatada a los españoles. Hubo momentos que Barbarroja  dominaba absolutamente el Mediterráneo occidental, donde no solo los barcos mercantes, sino hasta los de guerra eran apresados por los berberiscos. Habiendo alcanzado el bandidaje marítimo tales extremos, disminuyó la navegación por retraerse los mercaderes españoles, genoveses y venecianos, sus principales sostenedores. Entonces los piratas franquearon el estrecho de Gibraltar para salir al Atlántico en busca de los galeones procedentes de América, mientras los desembarcos furtivos en las costas de Italia y de España se hacían más frecuentes y audaces.

Después del saqueo de Regio y de la destrucción de Fondi, realiza Khair una empresa de más envergadura: la conquista de Túnez, cuyo sultán, Muley Hassan, está protegido por España. El emperador Carlos V, envía contra Barbarroja una escuadra de 600 naves y 50.000 hombres al mando del almirante Andrés Doria, de origen genovés, único marino capaz de rivalizar con el pirata en arrojo y pericia. Durante muchos años se perseguirán mutuamente, repartiéndose las victorias y los descalabros con equidad. Solimán nombra a Barbarroja almirante de todas las flotas otomanas y le confirma el señorío de Argel.

A fines del 1543 se retiró a Constantinopla para descansar y entregarse a una vida placentera y fastuosa. Buena parte de su inmensa fortuna la empleó en construir un panteón monumental, digno de sus cenizas y de su gloria. Allí fue enterrado en 1546, cuentan que el desorden en los placeres precipitó su fin.

Sir John Hawkins

Plymouth 1532 – Puerto Rico 1595

 

Ilustre por sus méritos como marino, pirata y traficante de esclavos. Combinó las actividades corsarias con el comercio  de esclavos. El mar antillano es el teatro de operaciones para los asaltos y las incursiones a ciudades coloniales españolas, donde obtiene grandes beneficios. La Reina Isabel le ha nombrado Tesorero de la Marina Real Británica y Consejero del Almirantazgo por destacarse como uno de los artífices de la derrota de la Armada Invencible, en Agosto de 1588. Este hecho marca el comienzo de la decadencia del imperio español.

Además, recibe el título de Sir o caballero. En 1595 hace su último viaje a América. En esta expedición al Nuevo Mundo, comparte el mando de la flota con Francis Drake, por entonces corsario y contralmirante; la flota se compone de 27 navíos en total, el 22 de Noviembre muere consumido por las fiebres frente a las costas de Puerto Rico, su cuerpo fue arrojado al mar.

Sir Francis Drake

Crowndale 1543- Portobello 1596

 

Desde 1570 ya merodeaba por el Caribe, atacando Nombre de Dios en el istmo de Panamá, en compañía del francés Guillaume Le Testu. En este asalto consiguieron un botín enorme: 100.000 pesos de oro y quince toneladas de plata.

En 1577 se hace a la mar con el objetivo de conquistar el Pacífico cruzando el Estrecho de Magallanes. Navegando por la costa sudamericana ataca los barcos españoles que encuentra a su paso, toma la ciudad de Valparaíso y saquea el Puerto del Callao; llega a México y arrasa poblaciones enteras, sigue hasta la inexplorada California y se adentra en el Pacífico por las Islas Molucas. Cruza el Cabo de Buena Esperanza y arriba a Inglaterra en Noviembre de 1580, repitiendo la hazaña de la expedición de Magallanes-Elcano sólo 58 años después. Lleva tesoros para nobles y tratantes y también enriquece la cocina británica con la patata, tubérculo que pronto será adoptado en el paladar inglés. La reina Isabel lo colma de honores y lo nombra Caballero y miembro del Parlamento. Drake regresa al Caribe en el 1585; a su paso ataca Vigo, Redondela y Bayona. Ya en las Antillas  arrasa la ciudad de Santo Domingo y pone sitio a Cartagena de Indias, obteniendo 110.000 ducados con los que regresa a Inglaterra.

Después de contribuir a la derrota de la Armada Invencible de Felipe II, Drake parte por última vez a las islas caribeñas en septiembre de 1595, donde encontrará la muerte a causa de una epidemia de disentería.

Edward Teach
“Barbanegra”

Bristol 1680- 1718

 

Fue quizás el más famoso de los piratas. Su verdadero nombre era Edward Drummond. Su barco “Queen Anne’s Revenge” fue tomado a los franceses. Llevaba una enorme barba negra adornada con cintas; antes de una batalla ató mechas lentas a su sombrero, que dejaban una estela de humo negro con el fin de aterrorizar a sus víctimas. Trataba a sus prisioneros salvajemente. Su actividad duró solamente dos años.

En 1718, el gobernador de Virginia ofreció una recompensa por él vivo o muerto. El Teniente Robert Maynard de la Royal Navy, lo persiguió con dos barcos y lucharon mano a mano sobre cubierta. Murió con veinte heridas de machete y cinco disparos de pistola. Maynard le cortó la cabeza, la colgó en su barco y regresó a por la recompensa.

Henry Morgan

Gales 1635- Port Royal 1688

 

La primera acción que lideró fue el asalto a Puerto Príncipe, en abril de 1668. Después los asaltos a Portobello en julio de 1668, Maracaibo, en marzo de 1669, Santa Catalina (Providencia), en la Navidad de 1670 y, finalmente, el saqueo a Panamá en enero de 1671.

Fue detenido en Jamaica, y llevado a Londres  en 1672, no llegó a ser juzgado. Nombrado Caballero, regresa a Jamaica como Teniente de gobernador de Lord Vaughan. Ocupó la plaza de gobernador interino durante algunos meses en 1681.

Murió en su plantación de Jamaica.

Jean David Nau
“El Olonés”

Sales d’ Olonne 1630- Darién 1669

 

A la edad de 20 años viajó al Caribe como engagé (trabajador forzoso). Fue bucanero en la Española y finalmente filibustero en la “Hermandad de la Costa”.  Se destacó especialmente por su extrema crueldad con los prisioneros.

En 1668 capturó una fragata junto a Cayo Frogoso en Cuba, pasando a cuchillo a todos sus tripulantes. Se asoció con Miguel el Vasco y otros filibusteros, con quienes atacó Maracaibo y Gibraltar en 1668, tomando un importante botín. De regreso al Caribe, planeó tomar Nicaragua pero las corrientes le llevaron a Honduras, donde asaltó y tomó Puerto Caballos. Tras muchas deserciones, se quedó con un solo barco con el que fue a parar al Darién. Los caníbales de la zona hicieron justicia a todas sus víctimas, siendo devorado vivo por sus captores.

Anne Boney

Hija ilegítima de un importante abogado irlandés y de una criada de la familia; en 1698 después del escándalo, sus padres marcharon a Charleston donde su padre ejerció como abogado y se convirtió en un rico comerciante. El temperamento de Anne era bien conocido y se cuenta que apuñaló a una chica con un cuchillo de carnicero.

Contrajo matrimonio con James Bonny, un cazador sin fortuna quien la llevó a las Bahamas como pirata después de que su padre la desheredara. James se convirtió en un informador del gobernador Woodes Rogers en su lucha contra los piratas. Ann le abandonó por John “Calico Jack” Rackham que había abandonado la piratería tras un perdón real. Anne y Jack decidieron huir y volver a la piratería. Ann vestía ropas masculinas, era experta en el manejo de las pistolas y el machete, era considerada tan peligrosa como cualquier pirata masculino.

Cornelius Cornelizoon Jol’s
“Pata de Palo”

1580 – 1650

 

Este marino natural de Holanda dedicó sus primeras actividades a la piratería y, más tarde, capitaneó escuadrones armados por la “Compañía Holandesa de Indias”. Siendo muy joven, fue herido en el Mar Mediterráneo por una bala de cañón que le cercenó la pierna izquierda, la cual sustituyó por una pieza de madera, conociéndole desde entonces por el apelativo de “Pata de Palo”.

Fue temido por el Mar de las Antillas, las costas de México y Centro América desde 1600 hasta el 1640. Sus correrías fueron célebres por los enormes botines y los exitosos asaltos sorpresa. El 17 de Octubre de 1640 se dio a la vela rumbo a Europa, desapareciendo el peligro en el Caribe de los temibles holandeses.

Jack Rackham

1680-1720

 

Los inicios de John “Calico Jack” Rackham en la piratería son inciertos, se sabe que se dedicaba a ello antes del perdón Real emitido por el gobierno inglés a principios del 1718; y estuvo al mando de Charles Vane. Calico Jack conoció, mientras disfrutaba del perdón Real, a Anne Bonny y le instó a que abandonara a su marido por él; decidieron huir y volver a las actividades de la piratería. Jack dejó a Anne en Cuba en compañía de unos amigos para dar a luz a su hijo, y se reunieron de nuevo en el mar, tras dejar al niño al cuidado de los amigos en Cuba.

El 24 de Septiembre de 1718 fue el primer día en que ejerció el mando, y su primer crucero lo hizo entre las islas del Caribe, donde apresó y saqueó varias naves. Su marco de acción en el ejercicio de la piratería sería el Caribe, las islas antillanas y la costa atlántica de América del Norte. En los primeros días del mes de noviembre de 1720, fue apresada su tripulación y fue conducida a Port Royal, Jamaica; a las dos semanas de prisión fueron declarados culpables y condenados a muerte.