Los barcos - Piratas, los ladrones del mar

Los barcos

Home / Los barcos

Del patache al galeón

Los barcos utilizados en la piratería respondían al tipo de embarcaciones ligeras y de fácil maniobra. Poco armados, en comparación con los galeones españoles y portugueses, tenían la ventaja de una mayor velocidad que éstos. Además, en caso de problemas, podían huir y navegar hacia aguas poco profundas, donde los grandes galeones no lograban acceder.

Los piratas planeaban ataques relámpago, muy rápidos y por sorpresa, intentando el abordaje inmediato a la nave atacada y la lucha en cubierta, cuerpo a cuerpo. Los barcos piratas apenas utilizaban la artillería, que, en cualquier caso, siempre era de menor calibre que la usada por los galeones. Además, por suerte para ellos, muchos navíos mercantes iban sin escolta y mal armados, sólo con alguna pieza de artillería de pequeño o mediano calibre.

Patache

Con uno o dos palos y un porte de entre 50 y 100 toneladas, artillado con pequeñas piezas de artillería y con tripulación numerosa; era el barco corsario por excelencia.

 

Urca

Con fondo plano y poco calado, se empleaba en incursiones de contrabando.

 

Balandra

A partir del 1650, la mayor parte de las operaciones relámpago llevadas a cabo por los filibusteros, tuvieron como protagonistas una balandra. Para los ingleses este tipo de embarcación recibía el nombre de sloop.

Merchantman

Mercantes, polivalentes y de diversa tipología. En general, estaban artillados y resultaban muy eficaces en el asalto a pequeñas poblaciones.

 

Pinaza

Navío pequeño empleado en las incursiones a las poblaciones costeras. Se utilizaba sólo para el transporte de personal. Ocasionalmente llevaba una vela, aunque por lo general su propulsión era a remo. También se conocía este tipo de embarcación con el nombre de barco longo.

 

Galeón

Con portes de hasta 700 y 800 toneladas, numerosa tripulación y hasta 30 cañones; procedían generalmente de la Armada Real. Por la dificultad de su maniobra generalmente operaban apoyados por embarcaciones menores. Los piratas no solían utilizar este tipo de nave, pero sí eran los galeones sus presas preferidas.